Archivos de la categoría ‘Personales’

Por qué votaré NO.

Publicado: 17/07/2015 en Personales

Por Eduardo García López.

imagePor qué votaré NO a que Izquierda Unida Asturias apoye a Javier Fernández para formar gobierno en el Principado.
Los militantes de Izquierda Unida Asturias estamos convocados mañana a una nueva consulta, esta vez para refrendar un preacuerdo de investidura negociado entre IU y PSOE. Mañana votaré NO a este preacuerdo, y estos son mis motivos para votar NO:
– Voto NO porque no quiero apoyar a la FSA, esa misma FSA que se comportó de manera tan indigna en Oviedo en las pasadas municipales, llegando a amenazar da algunos de s

us concejales con la expulsión si no acataban la orden de no votar contra la candidatura de unidad popular, sin importarle lo más mínimo la clara voluntad popular, expresada en las urnas, de tener un gobierno de progreso en la ciudad.
-Voto NO al mismo candidato al que desde la militancia de IU ya dijimos NO hace tres años, no veo qué puede haber cambiado en este tiempo; mejor dicho, no veo ningún cambio a mejor en este tiempo, a peor claro que los hemos tenido.
– Voto NO porque aceptar este acuerdo de gobierno que se nos plantea sería firmarle a la FSA un cheque en blanco durante cuatro años, ya que el único “mecanismo de control”, por llamarle algo, previsto es una comisión de seguimiento que se reunirá, en el mejor de los casos, cuatro veces en esta legislatura, aunque sobran las cuatro, porque como no se han definido criterios para evaluar el cumplimiento de los compromisos adquiridos, ni calendarios, ni se especifican las consecuencias que tendrían los incumplimientos, la capacidad real de control de esta comisión es nula.
– Voto NO, por último, porque lo contrario sería apoyar a la misma FSA que mantiene en sus filas a alcaldes multi-imputados en casos graves de corrupción, como el de Pravia, sería apoyar a la misma FSA de los escándalos del carbón, y ésta no es la mejor manera que tiene IU de luchar ni contra la corrupción ni por la regeneración democrática.
Salud y República

Anuncios

RETOS COMUNES.

Publicado: 29/09/2014 en Personales

Por Jorge Sánchez Torre

1Soy de los que creo (y creía hace ya tiempo) en la convergencia como forma de lograr una serie de objetivos en base a la aceptación de unos acuerdos mínimos centrados en explotar los puntos en común de las personas, ya sean representantes de alguna organización (si, en todas las organizaciones militamos personas, no es una característica sólo de alguna) o no.

Creo en la existencia (y si no se da el caso, de la necesidad de formarlos) de espacios de trabajo amables en los que nadie vaya por delante de nadie, donde no se usen los codos para avanzar, sino que todo el mundo empuje en la misma dirección y a la vez. Y creo también que en esos espacios, es importante, además de lo anteriormente expuesto, el mantener la identidad de cada persona y organización, sin que eso signifique sobresalir por encima de nadie.

A raíz del 25 de mayo la convergencia es una de las palabras más utilizadas en la esfera política nacional, paradójicamente incluso por aquell@s que nunca la defendieron, es normal, y además, necesario.

Los resultados de las elecciones europeas arrojan luz a quienes llevamos mucho tiempo luchando contra el bipartidismo en este país, primero por los buenos resultados de la izquierda, y además por la aparición de nuevas organizaciones que entran caminando con mucha fuerza en la escena política.

El panorama, la situación, parece que invita a entenderse, las organizaciones políticas han de evolucionar junto con la sociedad y deben adaptarse a la misma sin perder su ideología. (más…)

Por Telly Lorenzo

10
Hace unos meses, escuchaba, como una persona de reconocido prestigio dentro de los Movimientos Sociales y de la izquierda en general, comentaba la necesidad de ver con normalidad que las discrepancias de una organización, se conocieran por parte de la ciudadanía, en un ejercicio importante de transparencia.
Ayer, acompañé, en un acontecimiento importante, a los compañeros y compañeras de Gijón. Importante en transparencia y democracia para la organización en que milito: Izquierda Unida.
Asistí, a lo que sería la primera experiencia de debate público entre dos compañeros que concurren, a través de unas primarias, a la coordinación de IU de Gijón.
Hace unos meses, poco antes de las Elecciones al Parlamento Europeo, la organización de IU de Gijón, a través de una resolución, le pedía a la dirección de IU de Asturias, que hiciera un ejercicio de democracia interna, permitiendo que el conjunto de nuestra militancia, participara en la elección de las personas que debieran de concurrir a esas Elecciones. Me hago eco de ello, porque muchos somos los que compartimos que se hiciera así, como a través de esa resolución reclamaba IU de Gijón.
No hubo mucho éxito en esa demanda: la elección de las personas que fueron en la candidatura federal al Parlamento Europeo en representación de Asturias, a diferencia de otras muchas Comunidades Autónomas de IU, fueron elegidas de forma precipitada y sin dar protagonismo a las bases.
IU de Gijón, sí lo lleva a cabo. Su coordinador actual, que concurre de nuevo a esa coordinación a través de unas primarias, trabajó para que esa fórmula, la de participación por parte de la militancia, fuera la que se desarrollara en Gijón. Así que ayer, asistimos al debate que se dio dentro del proceso de campaña para dicha elección.
Por un lado, no dejó de sorprenderme la preocupación que aparecía en el rostro de alguno y alguna de mis compañeros y compañeras, ante lo que minutos más tarde, sería un hito, en la historia de IU de Asturias; pero por otro lado, pensé que formaba parte de la responsabilidad de la militancia, esa preocupación por ensayar métodos nuevos.
Me alegro de haber participado de este nuevo modelo de funcionamiento en IU. Creo que es hora de que dejemos de dramatizar sobre lo que no es más que nuestra propia pluralidad. Debiéramos de sentirnos orgullosos de la misma.
Seguramente un debate no dé la solución a los distintos modelos de organización que conviven en el seno de IU, pero permite que los conozca el conjunto de la militancia y pueda decidir con más criterio que desde el desconocimiento.
Seguramente nos falta todavía madurez para asistir de una forma asertiva a estos momentos. Viejas formas de nuestro funcionamiento, seguro que aún nos condicionan. Otros dirían que seguramente ayer, previo al debate, “ya estaba todo el pescado vendido”.
Así todo, escuchar los argumentos de los compañeros que se presentan a la elección, es como mínimo clarificador.
Y después de muchos desazones por el funcionamiento de nuestra organización, hoy me siento un poco más cómoda de lo que me sentía hace unos días de militar en IU. Creo que este es el camino.
Los pasos, aún son cortos; estamos aún muy lejos de las demandas sociales, pero es un aviso para navegantes de viejas estructuras: Esto no tiene marcha atrá

Soy de izquierdas.

Publicado: 15/08/2014 en Personales

Por Jorge Sánchez Torre

militante y miembro del Consejo Político de Izquierda Unida Avilés.

Sí, lo soy. Soy de izquierdas, y lo digo alto y claro porque no estoy dispuesto a que también se nos robe el lenguaje.

soydei2En estos tiempos parece que se quiere huir de este tipo de definiciones porque se les atribuye un significado y una connotación negativa.

Las palabras tienen un significado, una historia, y aunque son cambiantes y evolucionan tienen también asociados unos valores intrínsecos.

Soy de izquierdas, de esa izquierda luchadora, combativa, de esa izquierda que es sinónimo de solidaridad, de progreso, de cultura, de esa izquierda social que ni se calla ni acepta las injusticias, que se revuelve contra ellas, de esa izquierda que fue perseguida y que aún en nuestro país sangra, soy de esa izquierda transformadora tan necesaria hoy en día para poder cambiar este sistema; y también soy de los de abajo, porque no es más que un sinónimo de lo anteriormente expuesto, pero aún estando abajo no puedo renunciar a ser de izquierdas, ni puedo ni quiero, porque sin la izquierda no habría conciencia de arriba o de abajo, de justo o injusto, de luchar o arrodillarse.

Ni podemos ni debemos dejar que se nos robe el lenguaje, pero lo que si es necesario es definir quienes están dentro de esa izquierda. No es sólo suficiente con las palabras, son los hechos los que marcan nuestra hoja de ruta. No tod@s los que se dicen de izquierdas lo son, es evidente, y son sus acciones las que les delatan allí donde estén. No se es de izquierdas por apoyar a uno u otro partido, ese pensamiento es lo que nos trae al punto de plantearse escapar de esa definición.

Así que delimitemos quienes están dispuest@s a aceptar lo que significa ser de izquierdas, veamos a quienes luchan, a quienes defienden los intereses de la sociedad, a quienes no estamos dispuestos a soportar carros y carretas por el bien de unos mercados insensibles, a quienes seguimos estremeciéndonos cuando vemos bombardeos indiscriminados, genocidios patrocinados por organizaciones supuestamente democráticas, veámoslo, pero no dejemos que se nos roben las palabras. Yo soy de izquierdas.

Por Elio Castaño.

tornillo_arquime_2Este proceso viene a formalizar una experiencia practicada en IU con anterioridad. Proceso que, por otro lado, quedaba a voluntad de las federaciones o de la dirección federal, que quisieran aplicarlo.

Ahora, con este referéndum, toda la afiliación de IX ha tenido la oportunidad de decidir los sistemas de elección de la coordinación y las candidaturas a las elecciones y su revocación.

Aunque la participación ha sido uno de los principios fundacionales de esa organización, ha tenido un desigual funcionamiento a lo largo de sus casi 30 años de historia.

Dos han sido los pilares sobre los que se han sustentado la participación en IU: uno, las elecciones de los órganos de dirección y de las candidaturas y otro, el desarrollo de programas. Este segundo pilar es, desde la constitución de IU, uno de los elementos fundamentales por el que esta organización se define como movimiento político y social. Político, porque considera que la participación en las instituciones es imprescindible para caminar hacia una sociedad más justa, con mayor equidad y en la que la sostenbilidad social, ambiental y económica se alcanzará mediante la profundización democrática. Y es en esa democratización donde se inscribe lo social, al considerar en IU que no se puede hacer sin la participación del conjunto de la sociedad y para ello pone en marcha la “elaboración colectiva”, lugar de encuentro donde se da cabida a organizaciones y personas que quieran colaborar en el desarrollo de propuestas para la transformación social que se llevará desde la ciudadanía y desde las instituciones.

Es, además, este elemento el que constituye el soporte de la organización ya que desde el primer momento se decidió la preponderancia del proyecto programático sobre los liderazgos. (más…)

Por Ignacio Martínez Fernández

6Los figurantes en el Consejo Político de Izquierda Xunida recibimos un correo electrónico el viernes 11, con la convocatoria de una reunión de ese órgano a celebrar el martes 15.

Figuran en la misma tres puntos. No se aporta ninguna información ni documentación adicional. En consecuencia no es posible conformar opinión ni averiguar que es lo que se pretende. Ni se da lectura ni aprobación a actas anteriores ni caben varios o ruegos o preguntas.

Se cita como primer punto ‘Reglamento para la elección de coordinadores. Aprobación’. De ser ciertas informaciones recibidas informalmente, ¿nadie parece recordar que unas primarias no son coherentes con los estatutos vigentes (artículo 36.c)? (más…)

de Jorge Sánchez Torre, militante y miembro del Consejo Político de IU Avilés.

150px-Involute_wheelMañana 25 de Junio, IU Asturias realiza una consulta entre su militancia. Esa consulta decidirá si esta organización tendrá por fin un sistema de elección de sus representantes basado en las primarias. Pero es necesario analizar no sólo la consulta de mañana, sino el proceso que nos lleva a ella, y el camino que debemos recorrer después.
El proceso que nos lleva al referéndum de mañana es un proceso secuestrado, ¿por qué? Pues porque la dirección actual nunca ha creído en la participación. La asamblea que en 2012 Voces para el Cambio ganó en Asturias, la ganó con unos documentos por bandera, documentos que hablaban de renovación y de fomentar una participación tanto de los propios militantes como de agentes externos a IU, así, se salió de esa asamblea con el compromiso de elaborar un reglamento de participación en el plazo de un año tras la finalización de la asamblea (se cumplía en junio de 2013), papel mojado. La elaboración de ese reglamento de participación podría haber servido para que, por ejemplo, la elección de la candidatura para estas elecciones europeas se hubiera realizado de una manera más democrática y más participativa, que inmiscuyera a toda la militancia de Asturias. De señalar es también el afán de la dirección actual de convocar los Consejos Políticos sin convocatoria previa de la Presidencia, acto que va en contra de nuestros estatutos. La presentación en el consejo político del martes 17 de junio (de nuevo sin convocatoria previa de presidencia) de la intención de celebrar el referéndum y del reglamento de voto de dicha consulta es un ejemplo más de la participación que sí se cree esta dirección, esto es, un documento cerrado sin aportaciones ni debates en las localidades, un parche para evitar una situación complicada a raíz de los resultados electorales de las europeas y de la reacción de una mayoría de la organización que clama por una apertura social y de un cambio en las formas de participación internas.  Fue en ese consejo político donde se debía criticar las formas de la dirección, hecho de menos tras ver los resultados de la votación de la consulta una gran abstención, que criticaría los mecanismos utilizados por la dirección para plantear tanto la consulta como el reglamento de la misma. Es por tanto, un proceso secuestrado que no puede hacernos olvidar que esta dirección no se cree lo que mañana se va a votar.
Dicho esto, yo mañana votaré a favor de las primarias, votaré que sí quiero unas primarias abiertas a militantes y a simpatizantes. Y votaré que sí porque bajo mi punto de vista mañana no juzgamos el proceso que nos lleva a la consulta, sino que respondemos a si queremos unas nuevas formas de elección o no. El proceso debe ser juzgado y combatido, desde luego, tanto en las asambleas como en los consejos políticos locales, pero tenemos la responsabilidad de lograr que esta organización cambie sus formas y consigamos hacer de IU una fuerza capaz de ser presente y futuro de esta sociedad, el referéndum de mañana  es sólo una pequeña parte, pero el SI es necesario.
Comentaba que la consulta es sólo una pequeña parte, y esto es así porque a partir del jueves 26 nuestra responsabilidad como militantes y como parte de los diferentes  órganos de dirección tanto locales como regionales es exigir que se abra un proceso de participación en las asambleas para debatir el reglamento de las primarias (si el referéndum es positivo a esta forma de elección), para elaborar un reglamento (no sólo de primarias sino un reglamento de participación completo, que va más allá de unas primarias que son un paso necesario pero sólo el primero de muchos) propio que consensué a todas las sensibilidades de esta organización, o mejorar el reglamento que previsiblemente llegará del Federal, fomentar una participación en definitiva que much@s defendimos siempre, un@s cuantos empiezan ahora, y otr@s nunca se creerán.

… por no reforzar la deriva antidemocrática de Izquierda Xunida.

De Ignacio Martínez Fernández

147060_4086dLas conductas indebidas que no se recriminan adecuadamente se refuerzan. Eso es lo que está sucediendo en Izquierda Xunida en los últimos tiempos. Desde la asunción del poder en la Asamblea del año 2012 por Manolo Orviz, éste no tardó más de nueve meses en anular la pluralidad en Voces para el Cambio, traicionando a la gente que lo apoyó y le recordaba que no se estaba yendo por la senda marcada -y comprometida- de regeneración y participación.
Pero cuando ante la vergonzosa y vergonzante situación de Ángel González, se cerraron filas por toda la jerarquía, que apoyó al corrupto (antes, durante y después de la sentencia que aclara la corrupción acaecida en el ámbito del gobierno de Izquierda Xunida) sin dudar y sin desmarcarse de los hechos, graves e inauditos, fue también el coordinador quien condujo la situación para evitar la aplicación de las normas que debieran de haber zanjado el asunto ya en marzo de 2013. Un año holgado después, qué duda cabe que el episodio marcó la cita electoral, pero lo peor está por venir, dado el precedente causado y la situación en Cangas del Narcea, a todas luces no menos grave. Y qué curioso que los involucrados fueran los responsables de las dos mayores alteraciones censales de cara a aquella Asamblea ajustada de hace dos veranos. Ambos líderes están asociados entre sí y asociados a su vez a la pérdida de 240 militantes en sus agrupaciones (Llaviana y Cangas del Narcea), el 70% del ajuste del censo alterado para la anterior asamblea, tan reñida de resultados, que la posición otorgada por esas agrupaciones aupó a uno a la Portavocía parlamentaria y al otro a una labor liberada, pagada por todos y todas, de hondos resultados en dos años, y cuyo contenido real ignoramos los más, porque no se rinden cuentas.
Es curioso cómo se manejan las convocatorias y los resultados de los órganos en función de los objetivos propios, en el más ortodoxo proceder de aquellas nomenclaturas que se suponía que combatíamos o nos habíamos conjurado a condenar al recuerdo histórico. Reunir o convocar a los órganos sólo si se sabe ganador de antemano no es ni democrático ni saludable. Así se desenvolvió la designación de la candidatura europea, al margen de procedimientos establecidos.
Y esa deriva conlleva una situación actual irrespirable e inaceptable. Desde el pasado dos de abril, se han sucedido tres convocatorias ilegítimas del Consejo Político de Izquierda Xunida. Ilegítimas por haber sido convocadas sin Presidencia previa (véase el artículo 39 de los vigentes Estatutos). Y es que en la Presidencia hay gente indeseable al coordinador por no admitir sus manipulaciones. A tal punto llega esta degradación que pretende expulsar a compañeros de la Presidencia (y en previsión del Consejo Político) por discrepancias políticas.
Pero no sólo se vulneran los más elementales procedimientos, sino que el descaro es inaudito. Se da por aprobada y válida una propuesta de regulación de primarias -a toda prisa despachada y confusa intencionadamente-, cuando no reúne el respaldo de los dos tercios del Consejo Político que establece y exige a tal fin la Disposición final primera de nuestros estatutos. Aunque habiendo algún notorio de nuestros representantes, concejal capitalino a más señas, que se ufana públicamente de no leer los mismos, ni contemplar hacerlo, todo esta resumido ejemplarmente.
Si además no hay un censo conocido, ni un control efectivo del proceso, y si se lleva más de un año obviando la participación de la gente, porque se rechaza el debate que pudiera atajar la manipulación sistemática, como pudiera ser un Reglamento de Participación, que ya fue aportado a su discusión -obviamente sin ningún éxito ni transcendencia- ¿qué podemos esperar de este proceso?. Sólo el reforzamiento del coordinador, que así podrá seguir descomponiendo la organización.
Porque las mayorías no son válidas contra las normas establecidas. Porque se trata el próximo miércoles de celebrar una consulta, indebidamente acordada (falta de Presidencia previa a Consejo Político y carencia de mayoría en éste) y que puede amparar purgas de disidentes, reforzando la deriva antidemocrática de IX.
Porque o nos creemos las normas de las que nos dotamos o no merece la pena militar para reforzar a tiranos.
Por todo eso yo no votaré el miércoles 25 de xunu. Por libertad y dignidad.

CONTRADICTIO IN TERMINIS.

Publicado: 23/06/2014 en Personales

Por Francisco Javier Rodríguez Amorín.

votar-300x160La participación no se puede basar en la inhibición de las personas que militamos en IU-IX, en el proceso de regular dicha participación.
Que los gestores (secretariado) presenten en el Consejo Político una propuesta cerrada, sin posibilidad real de estudio y debate, así como de efectuar aportaciones, es el inicio de una pantomima que quiere esconder su falta de interés por la participación de l@s militantes en la vida de nuestra organización.
Estos gestores que ven en la lealtad sin fisuras y acrítica el mayor valor del militante, no quieren procesos participativos en IU-IX, que se puedan llamar como tales.
Les interesa la simple adhesión, o rechazo de las improvisadas ideas de turno. Maniobrando con todos los medios del aparato para conseguir mayorías que respalden sus ocurrencias, que en caso del Consejo Político se sustentan en la no participación del 50% de sus miembros.
Abstenerse en este enloquecido y apresurado teatro, es una de las formas de protesta que tenemos.

Por Elio Castaño.

SumaFotoEl modelo por el que ha optado el Consejo Político para abordar la participación, a propuesta del Coordinador y el equipo que gestiona Izquierda Xunida, nos plantea un debate de forma de entender la democracia participativa que va más allá que el de las respuestas a las preguntas de la papeleta.
Ese debate se intentó abrir en muchas de las intervenciones que se dieron en el propio Consejo, aunque nadie lo explicitó.
Lo que realmente está en el fondo de esta consulta es un debate sobre los modelos de participación, o mejor dicho, sobre el grado o la intensidad que ha de tener la participación en IX.
Nadie discute que hacer una serie de preguntas para tomar una decisión a un grupo más numeroso es más participativo que si la decisión se toma entre cuatro personas. Pero el debate está en el proceso de la toma de decisiones. El debate está en si las diferentes opiniones pueden ser planteadas abiertamente para que el resultado final de ese proceso sea mejor que la propuesta inicial o si de lo que se trata es de confrontar una propuesta con otra, dicho de otra forma, si el debate está entre pluralidad o entre mayorías y minorías. Yo creo que en IU-IX el debate hace tiempo que está en la primera de las propuestas; es plural.
Analicemos bajo esta perspectiva la votación propuesta en el Consejo Político para comprender algunas de las diferencias de modelos organizativos que se dan en IX. Para simplificar el debate, que suele ser mucho más complejo que una alternativa entre dos posiciones, digamos que hay dos modelos: uno, el que se aprobó en el Consejo Político, en el que se evitan los debates para tomar las decisiones mediante una votación, de forma que el que tenga más apoyos es el que gana la partida; y otro, en el que se plantean diferentes propuestas para que, de forma sosegada, la puesta en común de todas ellas dé como resultado una alternativa que mejore la inicial.
Estos modelos, mayorías o pluralidad, están planteados en IU, prácticamente, desde su fundación en 1986, aunque ahora parece que es la revolución democrática del siglo XXI. Pero remontémonos únicamente al 2012 y veamos que concluíamos en la última asamblea de IX. Allí se optó por la pluralidad, tanto es así que se fijó el plazo de un año para que se debatiera cómo mejorar la participación y profundizar la democracia en esta organización. Ese plazo y el debate consecuente se ha reducido a la toma de decisión en un par de horas en un Consejo Político, con la participación de 85 personas en la votación, en lugar de dar la voz a toda la afiliación.
Pero, además, surgen un montón de interrogantes tras este Consejo Político: ¿la participación únicamente se va a reducir a la elección de cargos?, vamos a repetir el modelo que denunciamos de participar cada tres o cuatro años y el resto de decisiones las dejamos en manos de las personas elegidas, aunque luego se puedan revocar; ¿no hay otros temas fundamentales en el devenir de la organización que tendrían que someterse a la militancia?, ¿no tenemos que debatir cuáles pueden ser esos temas?; ¿estamos en una organización donde lo único que interesa es quién ocupa los cargos de responsabilidad?; teniendo en cuenta que eso es fundamental, algunos lo hemos comprobado en la última asamblea, ¿esa es la capacidad de decisión que va a tener la militancia de IX y sus simpatizantes?.
Para dar respuesta a estos interrogantes creo que es preciso debatir, plantear diferentes propuestas y, entre todas, consensuar o, si no es posible, tras los debates decidir en votación. Pero lo fundamental, y mucho más enriquecedor para la organización y la militancia, es que la participación se extienda a todo el proceso de toma de decisión y no únicamente a poner una papeleta en una urna.